; Hotel de libros: Reseña: Sólo escucha

Reseña: Sólo escucha

4/3/16

Hello, hello! Otro día de lluvia, perfecto para leer un libro. Escribir una reseña. O por qué no, escribir tu propia historia. La reseña de hoy se trata de un libro de Sarah Dessen, autora de quién escuché muy buenas opiniones.
Muchas gracias a Editorial Océano por el ejemplar!
Título: Sólo escucha
Autora: Sarah Dessen
Género: Juvenil
Editorial: Océano
Sinopsis: Uno podría creer que Annabel Green es una chica feliz y afortunada, después de todo fue elegida para protagonizar un anuncio de televisión. Sin embargo, en la vida cotidiana las cosas no son tan fáciles para ella: se siente sola, su mejor amiga Sophie le ha vuelto la espalda y su hermana padece trastornos alimenticios que preocupan a su familia. 
La aparición de un chico obsesionado con la música que se llama Owen servirá para que Annabel reflexione sobre su vida, escuche a su corazón y, sobre todo, explore lo que ocurrió la noche en que Sophie y ella dejaron de ser amigas.

Reseña

Comencé el libro muy intrigada, quería conocer la historia de Annabel Green.

Es una historia que se lee casi sin pausas, perfecta para leer en una tarde de descanso. La historia comienza con Annabel, una joven que es modelo y estuvo en algunos comerciales. Comienza reflexionando sobre uno de sus comerciales, el cual ya había olvidado. El slogan del mismo "la chica que lo tiene todo". Pero Annabel sabe que no es esa chica. En las siguientes páginas se relata sobre Sophie, la amiga de Annabel y de cómo se distanciaron a causa de un evento, el cuál se detalla mucho más adelante.

Annabel conoció a Sophie hace unos años, la narración da un salto al pasado para relatar el encuentro de esos personajes. Mientras que Annabel y su sencilla amiga Clarke disfrutaban del verano en la piscina del barrio, Sophie llega intentando acercarse a la hermana mayor de Annabel, Kirsten. Sophie es más bien de las chicas que buscan rodearse de un círculo de amistades populares, mientras que Annabel y Clarke se bastan a sí mismas. A pesar de sus diferencias, las tres comienzan a compartir momentos.

La narración continúa en la línea del presente de la historia, cuando Annabel describe un poco de su vida en la secundaria. Así es cómo se relata una extraña distancia entre ella y Clarke, aún sin dar muchos detalles. Y se introduce el personaje de Owen Armstrong, a quién se describe como "el chico más violento de la escuela." A todo esto del misterio entre lo que sucedió entre Annabel y Clarke, se suma otro personaje: Will Cash. Cuando Annabel lo ve reacciona de una forma algo confusa para el lector, pero es todo parte del juego de verdades que oculta esta historia.

Los siguientes capítulos describen la vida familiar de la protagonista, sus dos hermanas que tienen personalidades muy opuestas, y sus padres que buscan compartir mas tiempo con sus hijas. De vuelta, el relato hace hincapié en una misteriosa tensión entre Whitney y Annabel. Más adelante se narran, de vuelta haciendo un salto al pasado, situaciones donde se pone en evidencia la enfermedad de Whitney.

Luego de que la historia establece esos puntos en común, las amistades, la familia, vuelve a surgir una analepsis que nos sitúa en el pasado para conocer un evento que da respuestas a por qué Clarke y Annabel ya no se hablan.

Por fin se da paso al encuentro de Annabel con Owen. El rasgo particular de este personaje es su amor a la música. Siempre se lo ve con auriculares, su iPod, etc. Comparten una charla y es así como Annabel aprende más de Owen, como sus variados gustos musicales. También se introduce un nuevo personaje, la hermana menor de Owen: Mallory. Una muchacha muy entusiasta que reconoce a Annabel por ser modelo de Lakeview. Y más personajes... esta vez Rolly, amigo de Owen y compañero en su programa de radio de una emisora local.

De vuelta a Owen, él tiene un principio muy curioso: No miente. Siempre busca ser sincero. A diferencia de Annabel, quien si bien no miente con propósitos malos, lo hace para no preocupar a su familia, por ejemplo. O incluso a sí misma. Por eso es que le cuesta entender como Owen simplemente puede decir la verdad. Pronto ella comenzará a escuchar más a Owen, casi en busca de un consejo además de escuchar su programa de radio, muy temprano: 7 de la mañana.

Así es cómo Annabel y Owen comienzan a charlar más y más, desde la opinión semanal de ella sobre las últimas canciones hasta la ayuda que él le ofrece para poder ser más sincera y directa.

Uno de los puntos que destaco del libro es que no es una historia centrada sólo en Annabel y Owen, la multiplicidad de personajes y sus historias hacen que este libro se lea de forma muy entretenida. Además abarca temas muy actuales, los problemas que pueden surgir en amistades, relaciones y la familia. Es como acompañar a Annabel a través de un viaje donde acepta algunas cosas para poder avanzar, muchas veces aceptar puede significar confrontar.

Al estar narrado en primera persona, tenemos muchos flash backs que son piezas de un gran rompecabezas. La lectura para conocer la verdad detrás de todo el misterio se disfruta.
Además me pareció grato ver reflejada en la historia una crítica a la superficialidad. Desde la imagen que algunos personajes proyectaban, o más bien cómo eran percibidos por otros. Como es el caso de Owen, quién es visto como alguien violento, su gusto musical seguramente se inclinaría por el metal, por ejemplo, pero en realidad tiene una historia detrás y mucha diversidad musical, es complejo, justo como las personas reales.

El trato hacia la enfermedad de Whitney me pareció algo apresurado, pero aún así se supieron concentrar en algunos. Y hablando de algunas cosas apresuradas, la personalidad de Kirsten y Whitney, pasan por unos cambios, que si bien me los esperaba, no fueron presentados de manera muy fluida o natural. Era como un gran cartel de neón apuntando a cómo sus hábitos habían sido modificados. En cambio, en el caso de Annabel, sentí que fue más paulatino ya que todo el tiempo expresaba lo difícil que le resultaba cambiar.

Sobre el gran secreto de esa noche donde todo cambió, una vez más, quizás muchos como yo pensaron en algo más o menos superfluo, pero la realidad es otra. Se trata de algo mucho más profundo y que sin duda guiará a la reflexión.

Sólo escucha, es un libro que me hubiera encantado leer hace unos años, cuando de alguna manera estaba más vulnerable a algunos de esos problemas. Pero incluso ahora, con 19 años, siento que fue una lectura muy llamativa. Con temas que son vigentes y necesitan de atención.

Ya fuera una canción, una persona o una historia, muchas cosas no se conocían con sólo un capítulo, una mirada o parte de un estribillo. 
Tantas versiones de un mismo recuerdo y ninguna de ellas era verdad o mentira. Se trataba de fragmentos. Sólo cuando se colocaran todos juntos, borde con borde, podría empezar a contar la historia completa.
¿Leyeron el libro? ¿Leyeron otro título de Sarah Dessen? Besos, nos leemos pronto!

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Solo leí un libro de esta autora, y me gusto bastante, así que tal vez le de una oportunidad a este.

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada de la autora, pero me gustaría hacerlo creo que sería perfecta para época de exámenes o en vacaciones.

    Un beso!

    ResponderEliminar

Expresa tu opinión pero recuerda hacerlo siempre con respeto ^^
Muchas gracias por pasar :)

Hotel de libros. Con tecnología de Blogger.
Coffee© :: Diseñado por Belén Vieparoles :: Política de privacidad :: 2013