; Hotel de libros: Reseña: La primera piedra

Reseña: La primera piedra

7/9/15

Hello, hello! ¿Cómo están? Espero que bien, pasó bastante tiempo desde la última entrada, pero tuve algunos asuntos como una gripe que me dejó algo débil, exámenes y ahora un recuperatorio (adivinen quien desaprobó por olvidarse de ordenar alfabéticamente la bibliografía...) En fin, este espacio es para distraerme un poco y comentarles de algo que amo bastante: leer.
Título: La primera piedra
Autor: Adrián Argento
Género: Novela / Suspenso
Sinopsis: ¿Qué lleva a alguien a pensar en hacer justicia por mano propia? ¿Qué pasa por la cabeza de un hombre que en su solitaria desesperación se enfrenta a la impunidad? ¿Cómo maneja una víctima de la corrupción en la Justicia el laberinto íntimo de sentimientos encontrados, de ambivalencias y contradicciones, cuya salida nunca aparece? Santiago, protagonista de esta novela, vive una vida apacible, sin
sobresaltos. Una vida en orden. Hasta que, en un instante, ese orden se quiebra por completo. Y todo lo que había alcanzado, todo lo que amaba, desaparece. Santiago busca justicia y la Justicia lo elude. Víctima de una tragedia con culpables sin castigo, no tiene nada más que perder. En la vida de Santiago se instala una necesidad que es urgencia: la venganza.
Reseña:
Con tan sólo 180 páginas. La primera piedra fue una lectura ágil. Me siento bien porque pude leer otro libro de un autor argentino que no conocía, como es el caso de Adrian Argento. La historia se trata de un hombre, Santiago, que busca venganza. ¿Por qué? Otro caso de un crimen cometido por un hijo del poder. Esas personas con privilegios, que a pesarr de tener la vida "resuelta" por los trabajos del padre o de la madre, aún así encuentran la forma de arruinarle la vida, la existencia a otro.
En este caso, se trata de un hijo de una jueza corrupta y de un funcionario político. Santiago se preparaba para ir de vacaciones con su esposa Moni y con sus hijos Agustín y Cami. Una típica familia que decide viajar temprano, preparan los refrigerios, termos, todo. Por azares del destino (un tema que mucho no se desarrolla), Moni le pide a Santiago que compre el diario porque quería leer una nota que salía ese día. Santiago deja el auto al costado de la ruta, era temprano, baja a comprarle el diario a un canillita y es cuando sucede. Estruendo. Fuego. El hijo de la jueza y del político choca el auto de Santiago. Se termina incendiando y el pobre padre de familia no logra rescatar a nadie.

A partir de ahí nada será igual. Santiago queda destruido, no sólo por la pérdida sino también al ver que el responsable de la tragedia no tiene su merecido. La justicia no funciona. Por eso es que decide hacer justicia por mano propia. Se debate si realmente es un asesino, luego se cuestiona si sería un asesinato. Ya que personas así no merecen vivir. Todos estos temas se desarrollan en un formato de mails.
Santiago, bajo tratamiento psicológico tiene como consigna plasmar lo que siente, escribiendo. Entonces con cada mail que envía, conocemos más y más de su vida y su plan.

El autor tiene una narración con bastante fluidez, en ningún momento sentí que la lectura se tornaba lenta, el ritmo se acrecentaba. Me gustó el nivel de introspección que tiene el personaje de Santiago al pensar en el planteamiento de un asesinato, una venganza.
También fue un buen elemento los saltos en el tiempo, el modo en que al comenzar la historia contamos con algunos datos que luego se van conectando y formando como en un rompecabezas.

Los personajes tienen un fondo que habla bastante. La corrupción de la jueza, que no vacila en cambiar un fallo si eso garantiza una suma de dinero para ella. La inmoralidad del funcionario político, que no cumple con su puesto y se dedica a otras actividades. El hijo, que es un ser detestable, un parásito. La hija, una nena que parece ajena a todo esto, condenada a una familia horrible. Y por supuesto, los lugares también nos dicen mucho, esta familia acomodada vive en un country, un barrio privado, piletas elegantes, canchas de golf, etc. Y al lado, separados, se encuentra una villa. Esta imágen es dura, ¿saben por qué? porque no se trata de "la imaginación del autor", se trata de una realidad. Gente que vive en barrios privados, con todas las comodidades del mundo y al lado, separados por un paredón, gente que no cuenta con agua potable, que no cuenta con una casa digna. El contraste, la realidad, duele.

Otro punto para el autor fue la construcción de personajes, porque me parecieron totalmente verosimiles. Y lamentablemente, crímenes a manos de los hijos del poder, vemos a menudo. Y esos son los casos que se llegan a saber, no quiero pensar en los casos que son enterrados en pilas y pilas de informes en alguna oficina. Gente que ya no tiene una voz para reclamar.

La historia continua con Santiago siguiendo los pasos de todos los integrantes de la familia. Saca fotos, estudia sus rutinas. Descubre secretos atroces, todo esto lo convence de que tiene que actuar.

El único pero que tengo con esta novela es el final, o mas bien la forma en que se llega al final. Es como si la historia perdiese un poco de la acción y el suspenso al que nos habíamos acostumbrado. El ritmo sigue, pero el contenido no tanto. Y para rematar, me pareció que Santiago al final, luego de aplicar algo de lógica a sus planes, sus teorías, termina por actuar de una manera que sorprende, si, pero no con un efecto muy positivo. Sentí que algunas cosas quedaron inconclusas.

En general, La primera piedra, tiene un ritmo agradable, personajes que me parecieron muy cercanos a la realidad que vivimos. Como se pueden haber imaginado, el título de este libro juega con el pasaje bíblico: "El que no tenga pecado lance la primera piedra". Pero también el autor, a traves de la narración de su personaje Santiago, incluye algunas historias cortas. Porque Santiago tomaba clases de escritura y encuentra en el escribir una especie de liberación, así es como imagina una historia para esa gente del country y la gente de las villas colindantes. Una historia que tiene como momento de tensión: alguien que arroja una piedra. Y a partir de allí se forma otra vez una metáfora.

Fue una lectura que disfrute y la recomiendo porque además de los personajes y la trama principal, el autor prueba que es verdaderamente capaz de plasmar los sentimientos de un hombre que lo ha perdido todo. Hubo un momento, que recuerdo particularmente, donde leía y lo que leía me llevó hasta las lágrimas porque presenciaba como Santiago se quebraba, lloraba y sabía que estaba solo. Eso sumado a los recuerdos de su familia, que simplemente llegaba a doler en el corazón.
"A mi esposa le fascinaba el tema. Creía que uno vive hasta que termina de aprender lo que vino a aprender, cumple con la tarea que vino a realizar o enseña lo que vino a trasmitir. Mas o menos así decía"
"Yo protestaba siempre. Que la comida basura, que mejor algo más natural, y todas las boludeces que uno opina de las hamburguesas, las papas fritas y la Coca-Cola; pero en el fondo, lo confieso, daría todo lo que tengo por llevarlos a comer una Cajita Feliz.
¿Todo?
Si. Todo. Absolutamente"
"La jueza tiene infinidad de enemigos, mucha gente se ha visto perjudicada por sus fallos. O los colegas que también quieren el puesto del Tribunal Superior, o los de la Agrupación Mapuche, a los que hizo desalojar para que las tierras por donde pasa un canal de riego se las quedaran los amigos del gobernador y a ella le tocaran también dos parcelas que figuran a nombre de su hermana. O los del gremio de ceramistas o la Asociación 16 de Junio."
Me despido con esos tres fragmentos. Besos y que tengan un productivo lunes :) durante la semana continuo actualizando el blog, tengo para reseñar algunas pelis que vi (dos estrenos de este año, una peli argentina que llegó a los Oscars y una peli de "terror") también quería escribir una entrada sobre las compras online, con mi reciente experiencia en Cúspide. Nos leemos pronto!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Expresa tu opinión pero recuerda hacerlo siempre con respeto ^^
Muchas gracias por pasar :)

Hotel de libros. Con tecnología de Blogger.
Coffee© :: Diseñado por Belén Vieparoles :: Política de privacidad :: 2013